miércoles, 6 de julio de 2011

Enseñar matemáticas

Yo nunca fui buena en cálculo mental, pero enseñar matemáticas no es solo aprender a calcular. Nos empeñamos en que nuestros alumnos realicen "a mano" tremendas "torres" algebraicas, enormes derivadas y resuelvan exactamente ecuaciones complicadas. El tiempo se nos va en practicar estos algoritmos y no nos queda tiempo para lo que realmente es importante, desde mi punto de vista, la resolución de problemas, el razonamiento lógico, las demostraciones teóricas, aplicaciones a casos reales, diferentes estrategias, miradas geométricas, algebraicas y gráficas...

¿Por qué no utilizar el ordenador, las calculadoras gráficas, software matemático...? Sería mucho más práctico enseñarles a programar en una buena calculadora un método de resolución de ecuaciones, algoritmos de aproximación a la solución, gráficas...y dejar que los alumnos "hagan matemáticas" y no se pierdan en los complicados cálculos. Su visión sería mucho más completa, más comprensible, entenderían mejor para qué sirven las matemáticas.

Estoy muy cercana a la visión de Conrad Wolfram, aunque yo siempre dejaría la opción de estudiar las matemáticas fundamentales desde un punto de vista teórico, menos práctico, aunque para esto se requiere de una abstracción mucho mayor. El placer de resolver un problema matemático sin que haya una aplicación real detrás. Entiendo que esto es solo para unos pocos privilegiados a los que les gusta las matemáticas; Son los que nunca te preguntarían ¿ y esto, para qué sirve?


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada